Trabajo en Equipo. Las cinco características más importantes PDF Imprimir E-mail
Escrito por Alejandro Sueldo   
Lunes, 07 de Marzo de 2011 15:27

Todos en algún momento de nuestra vida, o de nuestra carrera laboral, hemos tenido que formar parte de un equipo, con mejores o peores resultados. En determinadas circunstancias, nos encontramos en lo que podríamos llamar simplemente "grupos" de personas.

Pero, ¿cuáles son las características básicas que diferencian a un grupo de personas, de un exitoso equipo de trabajo de alta performance?. A continuación les ofrezco lo que a mi entender son las cinco características más importantes que tiene que tener un equipo de trabajo para ser exitoso.

La primera y fundamental característica que tenemos que mencionar es la necesidad de poseer un objetivo común. El objetivo le da cohesión al grupo, y permite que los intereses de los individuos se puedan alinear detrás del mismo, tratando de alcanzarlo. El objetivo tiene que ser lo más concreto posible, comprensible y alcanzable por medio del trabajo del equipo.

 

Esto es claro para diferenciar a un grupo de personas, del primer intento de formar un equipo. Supongamos que estamos en un restaurante, tenemos grupos de personas almorzando, pero sus objetivos no son comunes, no dependen del trabajo conjunto que puedan lograrlo. Cada persona sólo quiere satisfacer su propia necesidad, aunque estén agrupadas por mesa.

 

Si en cambio, vamos a la cocina de ese mismo restaurante, vemos al equipo de cocineros con el objetivo en común de terminar cada plato que es pedido por los comensales.

La segunda característica es el trabajo coordinado o coordinación entre las partes o integrantes del equipo para alcanzar el objetivo planteado. Es decir, para que un equipo sea exitoso, cada uno de sus integrantes, debe aportar parte de su trabajo individual para poder lograr la meta que se planteó el equipo que quería lograr. Esto es claro en los equipos deportivos, pero también lo podemos ver en una tripulación de un avión, por ejemplo.

 

La tercer característica, que vemos que está presente en todo equipo y que lo diferencia de un simple grupo, es la aparición o la necesidad de un Líder. Este líder es que va a organizar, coordinar y cohesionar al equipo. El que les va a transmitir los objetivos al mismo y el que va a llevar al equipo a su mejor rendimiento.

Ya sea que el líder sea nombrado formalmente o que surja naturalmente por consenso del grupo, está claro que es necesario que para que un equipo pueda ser exitoso, es necesario que haya uno de sus integrantes que tome la responsabilidad de guiar a ese equipo. Es por esta razón que este rol dentro de un equipo es tan importante.

Supongamos que tenemos un coro de cantantes, es claro que todos cantarán coordinadamente, con un objetivo claro que es cada uno de los temas, sin embargo es vital la presencia del director del coro para armonizar todas las voces y que el resultado final de coro sea óptimo. En este caso, el papel del Líder es claramente ocupado por el director del coro.

La cuarta característica a tener en cuenta, es la importancia de los diferentes roles o funciones individuales que tienen cada uno de los integrantes del equipo. Es sumamente importante que cada persona dentro del equipo tenga claro su rol y qué es lo que aporta al equipo, a los efectos de lograr el objetivo planteado. El líder debe poder identificar y valorar las habilidades individuales para poderles sacar el máximo provecho y de esa manera poder tener un mejor equipo. No hay roles menor o trabajos menos importantes, ya que todos aportan a la obtención del logro colectivo.

Por último, pero no menos importante, algo que es vital dentro de un equipo y que es responsabilidad tanto de sus integrantes como del líder, es la motivación. Por motivación entendemos el interés o las ganas que pone cada uno de los individuos que forman el equipo al momento de formar parte de ese tan peculiar grupo. Es ese sentido de pertenencia y la voluntad en alcanzar los mejores resultados en función de ejecutar su parte dentro del equipo, llegar al objetivo.

La motivación lleva implícita los compromisos que cada integrante del equipo y el mismo líder tienen con el grupo, y la valoración del trabajo individual dentro del mismo. Implica por lo tanto el reconocimiento del trabajo bien realizado, y la necesidad de corregir en una forma constructiva cuando hay un desvío o un problema que debe ser resuelto.

En resumen, las cinco características que hacen exitoso a un equipo de alto rendimiento son:

 

  1. Objetivos Claros
  2. Coordinación del trabajo colectivo
  3. Liderazgo
  4. Reconocimiento de los roles
  5. Motivación
Si tenemos en cuenta estas características, seguramente pasaremos de ser un simple grupo de personas con intereses comunes, a un equipo de trabajo altamente eficiente.
Ing. Mag. Alejandro José Sueldo

 

Última actualización el Lunes, 07 de Marzo de 2011 17:58
 
Joomla template by a4joomla